Academia y Neapoli

Academia-de-Atenas

Tras la independencia de Grecia del Imperio Otomano, se acometió un plan de reformas urbanas en Atenas con el fin de devolverla al espíritu europeo y su gran esplendor arquitectónico y cultural.

La Academia de Atenas es un claro ejemplo de aquel impulso urbanístico que llenó la ciudad de soberbios edificios neoclásicos, inspiradores del estilo ornamental que inundó las capitales europeas.

Este bello edificio, erigido en honor de la escuela que fundó Platón en los terrenos donados por el filántropo Akademos, forma parte de la fabulosa herencia arquitectónica que dejaron dos hermanos daneses: Theopohile y Christian Hansen.

Tiene una fachada clásica de origen corintio, en mármol pentélico guarnecido en oro y friso escultórico. Está flanqueda por dos grandes columnas que sostienen las figuras de Apolo y Palas Atenea y en la escalinata destaca la escultura de Sócrates.

La zona erigida par edificar la nueva ciudad decimonónica (de ahí el nombre de Neapoli que se dio al barrio) fue el norte de Monastiraki y sur de Kolonaki, a mitad del eje que forman las plazas Omonia y Syntagma, entre las colinas de Strefi y Likavitos.

Dos de los edificios emblemáticos son el Museo Nacional de Arqueología y el antiguo Palacio Real, hoy en día sede del Parlamento. Las edificaciones se extendían también hacia la zona de Exarhia, barrio bohemio por excelencia y lugar de residencia de los muchos estudiantes que acuden a Atenas desde todos los puntos de la nación.

En la calle Methónis se pueden ver otras mansiones neoclásicas rehabilitadas, así como en la parte final de Odós Kalidromíou. También en la parte final de la calle Asklipious existe una enorme iglesia neoclásica llamada Agios Nikolaos Pefkakion.

Theophile también diseño la Biblioteca Nacional, con una espectacular sala de lectura, mientras que su hermano Christian realizaba los trabajos de la Universidad de Atenas. Su discípulo Ernest Ziller siguió la estela con el Teatro Nacional, la Mansión Stathatos que alberga el Museo de Arte de las Cícladas y la casa Schliemann, hoy Museo Numantino.

Foto vía Absolut Grecia

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *