Concluye la restauración de las Cariátides en el Museo de la Acrópolis de Atenas

La restauración de las Cariátides en el Museo de la Acrópolis de Atenas

La restauración de las Cariátides en el Museo de la Acrópolis de Atenas ha concluido con éxito. Los trabajos, que arrancaron en 2011, se han realizado en el propio museo ateniense para que sus visitantes pudiesen ver en vivo el proceso.

La restauración se ha llevado a cabo con una novedosa técnica de láser diseñada por los expertos del propio museo junto con el Instituto de Estructura Electrónica y Laser de la Fundación para la Investigación y la Tecnología de Creta (Grecia).

Para cada figura se han precisado  entre seis y ocho meses de trabajo . La posición de cada una de ellas junto a su nivel de contaminación han determinado el tiempo de trabajo necesario para su restauración.  Y finalmente el éxito ha sido claro.

A lo largo de la historia, Las Cariátides han padecido incendios, guerras, bombardeos y otros desastres-  En la décad de 1970 fuero transportadas al antiguo Museo de la Acrópolis. Allí fueron instaladas en una sala especial para su conservación. Lego,  fueron trasladadas al nuevo museo. Y ahora ya se podrán ver en plenitud tras su limpieza y restauración.

La forma de cada cariátide está impresa en papel. Luego,  los expertos van indicando, merced a diferentes colores, las partes de la escultura que ya han sido tratadas.

Los responsables del proyecto han dejado en cada escultura una pequeña zona todavía sin limpiar para que los visitantes  puedan comparar en qué estado se encontraban antes de su limpieza y restauración.

Hay que recordar que en el Templo de Erecteion, en la Acrópolis de Atenas, donde se encontraban originalmente las Cariátides lucen hoy en día unas simples reproducciones.

Así, todos los antiguos tesoros retirados de la Acrópolis están  ahora en el nuevo museo inaugurado hace cinco años. Las Cariátides y las esculturas del Partenón no se encuentran lejos de su hábitat natura pues  que el museo ha sido erigido muy cerca de la Acrópolis.

Foto vía  Portal Clásico

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *