El antepasado del ordenador llega a Atenas

El antepasado de los ordenadores y lo que es hasta ahora el calculador científico más complejo de la Antigüedad se puede ver  en el Museo Arqueológico Nacional de Atenas con el resto de las piezas que viajaban en un barco hacia Roma entre el 50 y 40 a.C.: se trata del llamado “Mecanismo de Anticitera”  debido a que  fue encontrado hundido cerca de dicha isla en el mar Egeo.

El naufragio del barco dónde se fue descubierto por casualidad en 1900, por un pescador de esponjas a  unos 42 metros de profundidad. Lo años siguientes,  se efectuaron trabajos para su rescate del fondo del mar pues se hundió cargado de obras de arte . Incluso 1976 con la ayuda del comandante Jacques Yves Cousteauy su legendario barco Calypso se completó el rescate.

En 1901, el arqueólogo griego Valério Stáis que estudiaba los objetos rescatados, observó que un trozo de lo que parecía roca de dicho naufragio mostraba un engranaje parecido al de los relojes. Un examen técnico mostró que se trataba de un complejo mecanismo corroído.

Desde entonces, los científicos han estudiado este mecanismo, averiguando que los 82 fragmentos recuperados cuentan con más  de 30 ruedas y engranajes de bronce dentro de una caja de madera. Su uso : cálculos matemáticos, astronómicos y mecánicos diseñados en el siglo I a.C.

Los investigadores del llamado “Proyecto de Investigación del Mecanismo de Anticitera” aseguran  que reproduce el movimiento de la luna en el cielo y sus fases durante un mes entero, predice los eclipses, cuenta el tiempo y es un calendario infinito. En la época fue sado para observaciones astronómicas y para la enseñanza de matemáticos y astrólogos.

Esta exposición  llamada “El naufragio de Anticitera: El Barco, el Tesoro, el Mecanismo” se podrá ver hasta  el  28 de abril en el magnífico Museo Arqueológico de Atenas. Además, se pueden contemplar otros 377 objetos del naufragio, incluyendo esculturas como el Efebo de Anticitera, joyas, vasijas y objetos de cristal, muchos nunca antes mostrados al público.

Foto vía Shagh

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *