El Nuevo Museo de la Acrópolis

El Museo de la Acrópolis se quedó pequeño y por ello se construyó el Nuevo Museo de la Acrópolis, un edificio de cristal de varias plantas situado a los pies de la antigua ciudad. La mayoría de los fondos del viejo museo han sido trasladados al nuevo edificio, pero no son éstas todas las piezas que se espera mostrar.

Los muros de cristal permiten contemplar los templos de la Acrópolis desde el interior del edificio. El suelo acristalado incorpora las ruinas del asentamiento paleocristiano al museo.  Se encuentra ubicado en Madrigianni.

Los frisos esculpidos en mármol están expuestos del mismo modo que adornaban el Partenón, dejando huecos para las esculturas que permanecen en Londres.

Os recomiendo fijarse en los siguientes hitos de este museo ateniense:

1º. Moscóforo:

Esta escultura arcaica muestra a un hombre con barba llevando un carnero para ofrecerlo en sacrificio a Atenea. La estatua es una ofrenda votiva y data de 750 a.C.

2º. Koré del peplo:

Se trata de una de las obras maestras de la estatuas votivas arcaicas. La túnica, llamado peplo, estaba pintada con colores. Aún se pueden ver restos cromáticos en ojos, labios, pelo y bordado del vestido.

3º. Koré de ojos almendrados:

Es la más lujosa de la koroi (muchachas) votivas. Sus elaborados ropajes y su cuerpo completamente formado muestran un verdadero desarrollo en la escultura.

4º. Frontón del antiguo templo:

Este fragmento de frontón pertenece a un antiguo templo dedicado a Atenea, construido antes que el Partenón y más tarde destruido. Muestra a la diosa luchando con un gigante.

5º. Muchacho de Kritios:

Esta hermosa estatua de un joven atleta marca la transición de la escultura arcaica a la clásica temprana, con una introducción de una postural natural.

6º. Relieve de Atenas pensativa:

En este relieve, Atenea vestida con un peplo ático y un casco corintio aparece en actitud reflexiva ante una estela.

7º. Las cariátides:

Las originales de estas estatuas usadas como columnas, que sujetaban el pórtico del Erecteion, han sido trasladadas al interior del museo. Sus brazos se han perdido, pero originalmente sujetaban vasijas para libaciones.

Foto vía El Litoral

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *