Filippi, una localidad griega con mucha historia

6226680-antiguos-pilares-en-filippi-grecia

Filippi es una preciosa ciudad griega de la región de Anatoliki Makedonia Ke Thráki y de la provincia de Kávala.  Se encuentra a más de 700 kilómetros de Atenas por lo que si uno visita este lugar dede la capital  debe dedicar al menos dos días, más que nada por el desplazamiento tan largo.

Esta ciudad se fundó en el siglo IV antes de Cristo por Filipo II de Macedonia. Luego, se hizo famosa en el año 42 antes de Cristo al ser el escenario de la batalla que enfrentó a los asesinos de Julio César, Bruto y Casio contra  Octavio y Marco Antonio; fue el final de la república romana.

Más tarde, se convirtió en un notable centro comercial y, en el año 49 después de Cristo, fue escenario de la predicación de San Pablo, que fundó aquí  la primera comunidad cristina de Europa. Se conservan destacados restos arqueológicos de aquella ciudad antigua.

Las ruinas de esta ciudad se distribuyen a ambos lados de la vía Egnatia, la importante vía romana que comunicaba Brindisi con Bizancio. Después de  atravesar la muralla por la puerta de Neápolis, se puede pasesar por los dos barrios principales.

A la derecha de la vía Egnatia se hallan los restos de un magnífico teatro (siglo IV a.C.), parcialmente excavado en roca. Los romanos lo convirtieron en un pequeño anfiteatro, modificando la escena. Más adelante, sobre una terraza, se están  los restos de la basílica A.

A la derecha de la basílica se puede ver la cripta denominada prisión de San Pablo, unos  santuarios rupestres y, grabadas en la roca, varias inscripciones funeraris latinas, de los siglos II y III.  Un poco más al norte se llega a la acrópolis, ubicada a 311 metros de altitud, en la que se pueden observar tres torres bizantinas sobre cimientos macedonios.

A renglón seguido, se atraviesa la calle para accede a las ruinas del foro construido, casi seguro, en la época de Marco Aurelio (161-180 después de Cristo). En el flanco oriental está  la biblioteca y, en los extremos, dos pequeños templos corintios. Al sur, cruzando el pórtico meridional, se llega al mercado.

Finalmente, sugiero visitar la denominada basílica de los Pilares o basílica B, del siglo VI, que conserva cuatro grandes pilares, varias columnas de mármol y bellos capiteles de tipo bizantino.

Foto vía 123rf.com

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *