Glyfada y la costa

athens-beach-asteria-seaside

La costa suroeste de Atenas es una franja casi continua de playas arenosas ffrente al golfo Sarónico que se extiende 25 kilómetros hasta Varkiza. Una línea de tranvía sigue la costa por Leoforos Posidonos, desde Faliro hasta Voula, atravesando paseos, cafés, playas privadas, puertos deportivos, parques y algunos de los mejores clubes costeros de Europa.

El destino más típico es la cosmopolita Glyfada y su impresionante conjunto de bares. El que antaño fuer un centro de vacaciones a 15 kilómetros de Atenas, hoy en día forma parte de sus suburbios costeros.

Animado todo el año, no tiene nada que envidiar al centro de la capital en lo que a tiendas se refiere. Frecuentado por extranjeros, su aire internacional se debe al viejo aeropuerto cercano y a unas bases militares americanas, ahora desmanteladas. Aquí se encuentra el único campo de golf de Atenas.

Más allá de la Glyfada se extiende la franja de costa conocida como la Riviera ateniense, con sus calas y sus clubes de lujo.

Por otro lado, quien quiera echar un vistazo a los barcos de la clase privilegiada puede pasear por el puerto deportivo de Flisvos, el más prestigioso de Grecia. Acoge a más de 200 yates de lujo y sus impresionantes instalaciones renovadas incluyen restaurantes, cafés y tiendas.

Al sur, desde el paseo, se puede caminar por el frente marítimo hasta el club Alimos y dejar salir al niño que se lleva dentro en uno de los mayores parques  de juegos de los Balcanes.

También hay que acudir a Limni Vouliagmenis, un lago de aguas termales a 22 grados. En un entorno fantástico, bajo un acantilado junto a la playa de Vouliagmeni, con césped cuidado y un café-bar, acoge a una clientela regular de ciudadanos de la tercera edad con sus albornoces y sus gorros de baño. Mezcla agua salda y agua dulce de un manantial que nunca se ha podido localizar.

Foto vía Athens Greece

1 ComentarioDejar un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *