Grecia se plantea poner fin al conflicto por los mármoles del Partenón

Grecia estudia retirarse en el litigio por los mármoles del Partenón

Recientemente, el ministro de Cultura griego, Aristidis Baltás, ha asegurado que el Gobierno de Grecia se está planteando  no continuar la reclamación legal de los frisos del Partenón pues se puede perder la batalla en los tribunales.

Así, están estudiando si  seguir o no con la  reclamación legal ante los tribunales internacionales para lograr la vuelta de las magníficas esculturas de mármol provenientes de los distintos templos de la Acrópolis, que se hallan  en el Museo Británico desde el siglo pasado.

FRISO DEL PARTENÓN EN EL MUSEO BRITÁNICO

Estaba previsto que la reclamación legal se presentase ya hace más de un año, a través de un reputado bufete de abogados británico, Doughty Street Chambers, especializado en temas internacionales y derechos humanos.

El bufete afirmó que  Grecia debía ir de forma rápida a los tribunales internacionales. Pero el entonces ministro de Cultura griego, Nikos Xidákis, dijo que su país optaba por continuar con  la vía diplomática y política pues se podía perder.

No obstante, recientemente se ha desvelado el  motivo por el cual no se ha ido a juicio todavía: el alto coste de una reclamación oficial a nivel internacional que no puede asumir ni mucho menos el Estado griego. Encima, si se pierde, no habría posibilidad de apelar.

Por ello, las autoridades culturales griegas han optado por seguir negociando para conseguir  por la vuelta  de las esculturas de la Acrópolis de otra manera: en Naciones Unidas y ante la UNESCO.

Asi, Een el pasado mes de diciembre, en la Asamblea General de Naciones Unidas, se adoptó por unanimidad una decisión a favor del regreso de las esculturas del Partenón a Atenas.

Esta iniciativa cuenta con el total apoyo de 74 países, incluidos muchos europeos, latinamericanos árabes y africanos, y es bastante  importante en un momento en el que Oriente Medio padecer cada día  la destrucción de su patrimonio cultural, viendo como el contrabando ilegal de bienes culturales se usa para  financiar el terrorismo.

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *