Grecia quiere recuperar las esculturas del Partenón que se encuentran en el Museo Británico

partenón de atenas

El Partenón de Atenas, la obra de Fidias  esculpida hace unos 2.450 años, fue separada en dos por el noble inglés  Elgin durante la ocupación otomana del  territorio griego. Han pasado más de dos siglos  ya y los griegos quieren que las esculturas del Partenón, expuestas el Museo Británico de Londres, regresen a Atenas al ser parte de su cultura e historia.

No obstante, el Museo Británico y su gobierno se muestran reacios a dejar escapar las preciadas reliquias de su poder.  Por ello, varias organizaciones griegas e internacionales han sido fundadas en los últimos tiempos  para presionar por la vuelta de las esculturas.

El coraje de los griegos en la defensa del monumento no es nuevo. Los helenos ya se encontraron ante el dilema de proteger el monumento cuando los otomanos se atrincheraron en la Acrópolis durante la guerra de independencia. Los asediados trataron de  fundir el plomo de las columnas para construir balas. El bando griego decidió ofrecerles munición de su propio arsenal si aceptaban no dañar de forma irreparable el Partenón.

En  1801,  Lord Elgin era entonces el embajador británico en el Imperio Otomano. Utilizó un polémico permiso estatal para llevarse parte del friso del Partenón y otras esculturas a su país.

Muchos expertos han criticado la validez de esa licencia. Sólo se conserva una traducción al italiano del original, fechada en 1801. El documento primario habría sido entregado a funcionarios otomanos ese mismo año, según Elgin y sus hombres, sin embargo los investigadores no han sido capaces de encontrarlo.

Además, la licencia no tiene la  firma y sello del Sultán, argumento usado por quienes están a favor de la vuelta de las esculturas para refutar su legitimidad. Consideran que Elgin se excedió en su interpretación y que el documento no le daba permiso para llevarse las esculturas a Londres.  La colección fue adquirida por el gobierno británico en 1816 tras unas polémicas sesiones en el parlamento.

El precio de la adquisición fue de 35.000 libras. La colección incluye unos 75 metros de los 160 originales del friso de Fidias, 17 esculturas de los pedimentos este y oeste, así como 15 paneles de las metopas. Represenat más de la mitad de la decoración original del Partenón que ha sobrevivido hasta la actualidad. El resto se encuentra, en su mayor´ñia, en el Museo de la Acrópolis, si bien hay piezas en otros centros como el Museo del Louvre.

Foto vía Cultura Clásica

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *