Karaghiozis, un espectáculo teatral

karaghiozis1

Si, por suerte, encontráis un espectáculo de teatro de sombras, llamado Karaghiozis (“Ojos negros”) por el nombre de su (anti) héroe, quedaos a verlo, incluso si no entendéis ni un palabra de griego. Pura magia, muy recomendable.

Se dice que este espectáculo nació en China, atravesó toda Asia hasta llegar a Turquía, y que los griegos se lo apropiaron. Las figuras articuladas (realizadas con piel de ternero transparente) son movidas por un “tiritero de sombras” delante de una pantalla blanca iluminada (suele tratarse de espectáculos nocturnos).

Karaghiozis es un griego permanentemente hambriento, que vive miserablemente en su chabola, con una retahíla de chiquillos revoltosos, mientras que el pachá (turco, obviamente) vive en un lujoso palacio. Afortunadamente es muy listo y tiene un brazo muy largo (en Turquía no es un brazo, sino un falo desmesurado) que le permite defenderse.

Existen otros personajes que giran en torno a Karaghiozis: Barba Yorghos, un rudo montañés; Nionios, un letrado amanerado; Morfionos, el presumido; e incluso Alejandro Magno. Un universo muy masculino.

Desgraciadamente, se cuenta entre las obras en peligro de extinción. Durante muchos años existió un teatro de sombras en Plaka, pero cerró y en su lugar se instaló un bar. Aunque es un espéctaculo que forma parte de la cultura griega y que gusta tanto a adultos como a niños, las autoridades culturales griegas no han hecho nada para ayudar a salvarlo. Hay pocos jóvenes con la formación necesaria y los veteranos van desapareciendo.

En una preciosa película de Xanthopulos: “El Tiritero de sombras” (1996) se cuenta la lucha, completamente desigual, entre un karaghiozopaikthis (tiritero de sombras) y el cine que lo sustituyó definitivamente en las décas de 1960 y 1970.

Aún hoy en día existen algunos profesionales ambulantes, así como algunos lugares de Atenas donde, de manera casi clandestina, se ejerce este arte, por no hablar del museo dedicado a esta forma de teatro que se ubica en Maroussi.

Foto vía Doctor Dark

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *