La iglesia bizantina de Kapnikarea

iglesia de kapnikarea

Justo en medio del área comercial peatonal de Ermou se levanta la iglesia de Kapnikarea la cual está dedicada a la Presentación de la Virgen María. Terminada en el siglo XIII, la iglesia abovedada y de planta cruciforme casi fue demolida  en nombre del progreso.  Actualmente, pertenece a la Universidad de Atenas.

Se trata de  una reliquia de la arquitectura bizantina. La creencia sobre el origen del nombre de Kapnikarea  sostiene que viene de “Kapnikon“, un recaudor de impuestos sobre bienes inmuebles; los bizantinos gravaban más a los edificios con chimenea.

En la actualidad,  está siendo sometida a un cuidadoso y arduo proceso de restauración, especialmente en el techo, cuyos frescos han recibido la agresión del humo y el calor de miles de cirios y la humedad de millones de respiraciones de seres humanos a lo largo de la historia.

Esta preciosa iglesia bizantina se salvó de la demolición en 1834 gracias a la oportuna intervención del rey Ludwig de Bavaria. Abandonada en medio de una plaza entre las calles Ermoú y Kapnikarea, esta iglesia está rodeada de modernos edificios, tiendas del barrio y de talleres de confección de Atenas.

Conocida como la iglesia de la Princesa, se atribuye su fundación a la emperatriz Irene, que reinó en el Imperio Bizantino del 797 al 802. La iglesia griega la beatificó por sus esfuerzos en devolver los iconos a las iglesias del Imperio.

La cúpula de esta iglesia bizantina está sujetada por cuatro columnas romanas y fue restaurada en la década de 1950 por la Universidade Atenas quien desde entonces se encarga de su conservación.

Por último, los frescos de esta iglesia fueron pintados por Fótis Kóntoglou (1895-1965) durante la restauración anterior, incluyendo uno con la Virgen y el Niño. Mucha de su obra aparece expuestas en la Galería Nacional de Arte.

Foto vía Panoramio

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *