La Linterna de Lisícrates

En Atenas, el turista puede disfrutar de numerosos monumentos y lugares. Se trata de una ciudad con un sobresaliente patrimonio histórico-artístico. El visitante puede ver de todo y de muy diversas épocas.

Entre ellos, hay que destacar la Linterna de Lisícrates, también conocida como Monumento de Lisícrates y Monumento corégico de Lisícrates. Este monumento fue construido en Atenas, bastante cerca de la Acrópolis, por parte del corego Lisícrates en  335-334 ants de Cristo., bajo el arcontado de Evaneto, para conmemorar el primer premio que había ganado aquel año en el teatro de Dioniso con un coro de hombres.

El corego, en la Antigua Grecia financiaba y supervisaba el trabajo del citado coro. El lugar elegido para ello  fue la calle de los Trípodes, abundantemente provista con este tipo de monumentos conmemorativos.

La Linterna de Lisícrates fue un asunto muy popular, incluso llegó a ser representado en bastantes grabados a lo largo de los siglos XVIII y XIX. Su celebrado descubrimiento tuvo lugar en el año 1821. Además, fue totalmente restaurado en 1876 gracias a la aportación del gobierno de Francia.

 Sobre un pedestal cuadrado fue alzado un monumento cilíndrico de una decena de metros de altura, con el aire de un diminuto templo corintio pseudo-monóptero. Sobre el tejado de mármol en un primer momento  hubo un trípode de bronce, premio ganado por Lisícrates.

El recurso a varias piedras diferentes, por motivos ópticos, era típico de aquella época, siendo una de las primeras ocasiones en  que se usó el orden corintio para elementos exteriores. Los capiteles aún están  muy lejos de lo que serán los capiteles corintios de los grandes monumentos posteriores.

Por último, el friso estaba decorado con relieves que representaban al dios Dioniso ocupado en metamorfosear de piratas en delfines. Se piensa que pudo ser la obra de un taller influenciado por la labor de Leocares.

Foto vía Panoramio

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *