La vida en la calle

01calle_atenas_300x225

Ya sea porque los pisos son pequeños, por el clima suave o por la naturaleza sociable de los griegos, la vida en Atenas se desarrolla en la calle. Esta cultura al aire libre proporciona un gran dinamismo, mezcla embriagadora de caos y joie de vivre.

Las calles peatonales de la ciudad son como un gran salón exterior y la atmósfera de tranquila comunidad recuerda a un pueblo que a una ciudad. Cada tarde los atenienses ya sean familias o amantes, salen en masa a dar un volta (paseo( por el nuevo paseo y hordas de jóvenes holgazanean tomando un delicisos frappé.

La gente ocupa los espacios públicos, desde aceras abarrotadas con mesas de cafés a plazas que se convierten en extensiones de las tabernas de enfrente. Cada semana se cierran calles de barrios para montar mercados agrícolas; las tiendas exponen sus artículos fuera del establecimiento; los vendedores callejeros pasean sus carritos vendiendo castañas, maíz o fruta según la estación y los inmigrantes extienden sus mercancias sober telas en la calle sin perder de vista a la polícia.

A pesar de que la sociedad ateniense se esté occidentalizando algunas tradiciones todavía perduran. Los vendedores de lotería deambulan por las calles, los ancianos cantan junto a sus viejas laternas (cajas de música de cuerda) y los hombres se reúnen en los jardines Zappeio a jugar al backgammon.

Por otro lado, en Plaka, los vendedores se congregan en la calle cuando los clientes potenciales no les abordan y los gitano y los mendigos prueban suerte con públicos improvisados de tabernas y cafés.

Por último, se puede ver un pedazo de vida de Atenas en cada esquina, pero la Atenas real se observa sobre todo en Thisio y Monastiraki, y en el paseo peatonal alrededor de la Acrópolis.

Foto vía Billetes.com

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *