Plaka y Anafiokita

Plaka, el histórico barrio situado a los pies de la Acrópolis,  es un maravilloso lugar de gran atractivo tanto para los turistas llegados de todo el mundo como para los propios griegos. Se trata de unos los mayores iconos de Atenas y todo aquel que la visita sale maravillado.

Su estructura edilicia en gran medida deriva del período de ocupación otomana, cuando fue destruida la urbanización de planta regular y se sustituyó por una urbanización sin planificación, ajustada a los accidentes del relieve, esto ha dado origen a un barrio de calles laberínticas, en muchos casos estrechas y en pendiente, que están atiborradas de tabernas,  restaurantes, cafeterías, tiendas de recuerdos y galerías. 

Plaka es una animada y colorida mezcla de la antigua Atenas. Más allá  de la bulliciosa zona turística, merece la pena explorar las estrechas calles adoquinadas de Plaka, llenas de importantes monumentos y ruinas bizantinas y otomanas. En esta zona, el tránsito de coches está limitado y cada vez hay más calles peatonales, lo que aumenta el encanto del barrio.

Una de las mejores sorpresas de Plaka es Anafiotika, un pintoresco laberinto de callejones tranquillos y serpenteantse, poblado de casas adornadas con buganvillas y macetas de colores. Estas fueron construidas por albañiles de la isla de Anafi que emigraron a Atenas para construir el palacio del rey durante la reconstrucción de la ciudad tras la independencia. En el barrio siguen viviendo muchos de sus descendientes.

La iglesia de Agios Georgios (San Jorge de la Roca), erigida en el siglo XVII, señala la entrada a Anafiotika, mientras que la iglesia de Agios Simeon, construida en 1847, está situada hacia el norte. La mayor parte de la iglesias de Plaka siguen en funcionamiento y durante las misas de Pascua atraen a gente de toda Atenas.

Por último, numerosos edificios de Plaka se han ido restaurando a medida que la zona se convertía en una de las areas má selectas de Atenas, popular entre artistas e intelectuales.

Foto vía Absolut Atenas

1 ComentarioDejar un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *