Salamina, una bella isla al lado de Atenas

Isla-de-Salamina 

Salamina es una isla griega del mar Egeo, la mayor de las islas del golfo Sarónico, ubicada a sólo dos kilómetros de El Pireo. Existe un servicio de ferry cada 15 minutos entre la isla y la costa. Por ello, se puede vistiar fácilmente desde Atenas. Fue escenarioo de la decisiva batalla de Salamina, en el 480 antes de Cristo, en la que los griegos derrotaron a los persas.

Hoy en día, la isla es una alegre mezcla de residencias de verano, iglesias de impecable encalado y tabernas, aunque la costa este es un rosario de chatarra y bases navales.

Salamina capital es una ciudad sin mucho encanto asentada en un istmo cubierto de viñedos. Tanto a la capital como a la isla se las conoce por Koúlouri, el nombre de una galleta que se parece a la forma de la isla.

Agios Nikolaos, al este de la capital, tiene una personalidad acusada, con mansiones del siglo XIX alineadas en el muelle y pequeños caiques (barcas ligeras) qu venden pescado. Desde Paloúkia, una carretera culebrea por el sur de la isla hasta los pueblos de Selínia, Aiánteo y Peristéria.

Al noroeste de Salamina, Mnoí Faneroménis, del siglo XVII, mira a la antigua Eleusis de la costa ática, al otro lado de un estrecho golfo. Durante la Guerra de Independencia, el monasterio sirvió de escondite a quienes luchaban por la libertad de Grecia. La iglesia bizantina, restaurada por los venecianos, contiene frescos del siglo XVIII con vívidas escena del Juicio Final. Las monjas atienden a los visitantes y cuidan de los jardines, donde campean pavos reales.

Por último, la isla cuenta con una amplia variedad de acontecimientos organizados por el municipio y otras organizaciones de la isla. Estos acontecimientos son la celebración del Pescador, el convento de la Virgen Faneromeni  y las actividades especiales de verano en el Teatro de Eurípide.

Foto vía Ser Turista

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *